Detector de gilipolleces (falacias no formales) a por la cuarta entrega

En esta nueva entrega del detector de gilipolleces, se analizan la falacia del falso dilema, causalidad aparente, accidente y alegato especial. Estas son menos frecuentes que las anteriores, pero también es posible encontrarse con alguno de estos tipos en una conversación.

Falacia del falso dilema

La falacia del falso dilema o falsa dicotomía es una de las que con mayor recurrencia podemos encontrar en una discusión. Básicamente, consiste en presentar una disyuntiva en la que sólo es posible escoger entre dos opciones, cuando en realidad hay más alternativas que no están siendo consideradas, o bien, se plantean dos opciones en las que se presupone una incompatibilidad entre ambas cuando no tiene por qué ser así.

Ejemplos.

“O estás conmigo o estás contra mí”. Tengo la opción de no posicionarme a favor de ninguna de las dos partes si así lo quiero, por mucho que a alguien le pueda (ilógicamente) molestar.

“Los países del área euro deben aplicar reformas estructurales y austeridad o abandonar la zona monetaria”. Otro falso dilema (aunque esté actualmente impuesto por la fuerza por Alemania, principalmente), cabría la posibilidad de que desde Europa se hubiera optado por una salida de la crisis menos traumática y más efectiva, emulando lo que han hecho Reino Unido y EE.UU. con políticas monetarias expansivas, en las que se hubieran creado eurobonos y el BCE hubiera comprado esa deuda en el mercado secundario.

“O potenciamos el desarrollo de la industria, pese a lo que deteriore el medioambiente. O nos dedicamos a proteger la naturaleza renunciando al progreso que nos daría la industria”. Aquí se pone una relación de exclusión entre dos opciones que no tiene por qué darse necesariamente. Hay sectores como las de las renovables que aúnan desarrollo industrial y respeto al medio ambiente. También cabe la posibilidad de crear un sector manufacturero y a la par poner controles de contaminación y un sistema de multas a las empresas que dañen el medio ambiente, que sea ejemplarizante y disuasorio.

Falacia de la causalidad aparente

“Cum hoc ergo Procter hoc” (Correlación no implica causalidad). Esta es probablemente de las falacias no formales que más nos podremos encontrar en un medio de comunicación en las que pretende dar una información avalándose en un estudio estadístico. Suelen ser de la forma, “un estudio afirma que cuanto más se da A, más sucede B”. En ellos se indican básicamente que lo que dice A es lo que provoca que ocurra B, o, lo que es lo mismo, que B es consecuencia de A. Normalmente, cuando uno se lee esas noticias, acaba dándose cuenta de que lo que hay es una correlación entre A y B (vamos, una relación entre esos dos sucesos), pero, en principio, sin ningún indicio de que sea uno de ellos, A en este caso, el que provoca el otro, B.

Básicamente se cogen datos entre dos series de datos y con ellas se calcula lo que se conoce como coeficiente de correlación que es una forma de medir la fuerza de la vinculación estadística entre dos series de datos. El coeficiente toma valores comprendidos ente -1 y 1 y cuanto mas cercano a 1 indicara que hay una fuerte relación directa entre esas dos variables y si toma valores cercanos a -1 señala que la vinculación es inversa y elevada, pero en sentido estadístico. Ahora bien, la fuerte relación estadística no entraña relaciones de causalidad sino muchas veces casualidad.

Ejemplo de variables fuertemente correlacionadas entre sí pero que una no provoca a la otra figuran por ejemplo el numero de ataques de piratas y la subida de la temperatura global. La cantidad de usuarios griegos de Facebook y la subida de la rentabilidad de su bono a 10 años. El número de nacimiento prematuros y el precio de la vivienda o la cantidad de montañas que hay en un territorio y la tasa de criminalidad. En todos esos casos, se muestra una fuerte correlación estadística. Sin embargo, obviamente lo uno no implica lo otro. Así pues, señalar una relación de causalidad apelando sólo a una correlación estadística y sin aportar más datos es incurrir en una falacia al eludir la carga de la prueba de lo que se pretende demostrar. (ver imagen)

correlación no es causalidad

Falacia del accidente

Esta falacia se da cuando se hace pasar un atributo o característica de la apariencia de una cosa como parte de su esencia. En este sentido, conviene señalar previamente que es la apariencia y la esencia de algo. La esencia de algo es el conjunto de rasgos o atributos que definen el concepto objetivo de esa cosa. Por su parte, la apariencia de algo lo conforman el conjunto de caracteres accesorios que forman parte de algo pero que si son cambiados no cambian la esencia de ese algo. Por ejemplo, un triángulo pintado de verde, seguirá siendo un triángulo si en vez de color verde se pinta de color azul (el color formaría parte de su apariencia). En cambio, si queremos dibujar un triángulo con cuatro lados en vez de tres, ahí si que estaríamos alterando su esencia, ya que al hacerlo así eso ya no sería un triángulo (un polígono de tres lados) sino un cuadrilátero (el número de lados si forma parte de la esencia de un triángulo). Principalmente, los tópicos son los ejemplos más cotidianos que podemos ver de falacias de este tipo.

Ejemplos.

“Los gays son amanerados” Un gay es una persona del sexo masculino que sexualmente le atraen otros hombres. Que sea amanerado o no, no afecta en que sea gay o no ya que hay gays que no son amanerados.

“Los españoles saben bailar flamenco”. Por español se considera a toda persona que tenga la nacionalidad española, el que a alguien se le de esa nacionalidad no implica que por ciencia infusa ya sepa baliar flamenco. Es otro ejemplo de tópico o de falacia del accidente.

“El libremercado asegura la asignación más eficiente de recursos”. El libremercado es un sistema económico en el que la cantidad y el precio al que se intercambian unos bienes es acordado entre compradores y vendedores siguiendo las leyes de la oferta y la demanda. Que en muchos casos logra la asignación más eficiente de recursos es cierto, sin embargo hay excepciones en las que el mercado libre no lo logra. Son los llamados fallos del mercado, como la existencia de bienes públicos, externalidades o asimetrías de información que hacen que sea necesaria la intervención o regulación para lograr una asignación más eficiente.

Falacia del alegato especial

Si alguien impone una condición para poder discutir un tema, está apelando a la falacia del alegato especial. La idea que subyace en esto es presumir que para entender y poder discutir sobre un determinado tema se necesita una visión, un conocimiento o sensibilidad única que solo la tiene cierto grupo. Es un intento de hacer no falsable una creencia, o que sea imposible demostrar que sea falsa. Hay que tener en cuenta que dentro de la libertad de expresión se puede opinar sobre cualquier cosa, (lo ideal sería opinar solo de aquello sobre lo que se tiene conocimiento de la materia, pero bueno decir estupideces se enmarca dentro de este derecho al igual que el hacer notar que se ha dicho una tontería, si fuera el caso). Por otro lado, cualquier afirmación que sea mensurable o comprobable, puede ser juzgada desde el punto de vista lógico y científico aunque sea de índole filosófica o científica.

Ejemplos.

“Si no votas, luego no te quejes del gobierno”. Si un gobierno haces las cosas mal, no va a ser menos cierta la afirmación que señale ese hecho una persona que votó en las elecciones a una que no lo hizo.

“Si no eres cristiano, no puedes juzgar la moralidad de la Biblia o la existencia de Dios”. Las religiones pueden ser estudiadas perfectamente por personas no religiosas, básicamente porque su impacto en la humanidad afecta a la sociedad, la cultura y la política en los territorios. No hace falta ser creyente de una determinada confesión para poder opinar de ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s